Inicio > Centros > Sobre la reválida de sexto curso de primaria

Sobre la reválida de sexto curso de primaria

evaluacion6Ha sido publicado en el BOE el Real Decreto que regula las pruebas de la evaluación final de 6º de Primaria. Ya se ha concretado, por desgracia, la base normativa de lo que supondrá implantar esta reválida a un alumnado que apenas habrá cumplido los 12 años de edad. Se someterá a estos niños y niñas a una situación de estrés injusta e inútil desde una perspectiva pedagógica, transmitiéndoseles además un modelo de educación basado en la superación de pruebas externas que serán las que marcarán los informes que irán constituyendo su expediente académico.

En el preámbulo del texto, deja bien claras algunas de las consecuencias de la implantación de esta evaluación: servirán para definir las metas que el alumnado debe superar y serán una herramienta para abordar por parte del profesorado un cambio en la metodología de la enseñanza. Esto solo se puede traducir de una manera: obliga al profesorado a centrar el proceso de enseñanza-aprendizaje en la superación de una prueba final, realizada por profesorado ajeno al alumnado y que deja en el olvido la formación global de la persona atendiendo a la diversidad y respetando los intereses y los procesos de maduración individuales.

Frente a este despropósito, solo queda una alternativa: la oposición rotunda por parte de toda la comunidad educativa. En estos últimos días hemos visto a algún Consejero de Educación de otras Comunidades Autónomas encabezando una manifestación contra la LOMCE y su aplicación. Lo mínimo que podemos exigir en Asturies sería una posición clara de rechazo a la puesta en marcha de medidas como la reválida de sexto, no podemos conformarnos con declaraciones que no sean ratificadas con hechos concretos. Exigimos a nuestra administración que manifieste un no rotundo a las reválidas, que defienda la calidad educativa y que emplee los recursos económicos que conllevan esas pruebas para revertir el progresivo deterioro provocado por los recortes educativos.

Esta entrada también está disponible en: Asturiano