Inicio > Comunicados > El curso de nunca empezar

El curso de nunca empezar

NI EL COMIENZO HA SIDO “NORMAL”, NI LOS PROBLEMAS SON MERAS DIFERENCIAS “TÉCNICAS

Pese a las increíbles declaraciones del Sr. Alonso, Consejero de Educación, respecto a un comienzo de curso “normal” con algunos problemas “técnicos”, este comienzo dista mucho de ser normal. Al igual que ocurrió el lunes en primaria, el comienzo de curso hoy en secundaria ha sido problemático, cuando no caótico.

Que los centros iban a tener dificultades para atender adecuadamente a la diversidad y llevar a término sus proyectos educativos, ya lo denunciamos cuando la Consejería hizo pública la previsión de plantillas para este curso. Advertimos que eran insuficientes, que no respondían a las necesidades reales de los centros ni a las demandas de sus equipos directivos, y que tenían como principal objetivo ahorrar costes. (Como lo demuestra, también, el incremento de las medias jornadas, que llega al 45% en el cuerpo de profesores de secundaria)

Volvimos a denunciar las dificultades que tendrían los centros para empezar el curso cuando ni siquiera se cubrieron las vacantes previstas, y denunciamos igualmente que no se vuelvan a convocar hasta el día 18, lo que quiere decir que el profesorado que falta no se incorporará a los centros hasta el día 25, casi un mes después de comenzar el curso y dos semanas después del comienzo de las clases.

La mala planificación de la Consejería raya la desidia ya que han sido muchos los centros cuyo comienzo de curso ha sido todo menos normal. En un somero sondeo realizado esta mañana por SUATEA en varios centros de diferentes concejos nos encontramos con que lo “normal” es que las plantillas estuvieran incompletas. El caso más increíble es el del IES Calderón de la Barca, donde faltan 13 profesores/as por adjudicar. Teniendo en cuenta que otros tres se encuentran de viaje de estudios, la plantilla se ve mermada en un 20%. Pero no es una situación excepcional: En Gijón faltan 10 en el IES Doña Jimena, 7 en el IES Jovellanos, 4 en el IES Feijoo; en Oviedo faltan 8 en el IES Alfonso II, 5 en el IES La Ería, 12 en el IES Monte Naranco; en Castrillón faltan 4 en el IES Isla de la Deva; en Mieres faltan 6 en el IES El Batán; en Pola de Siero faltan 5 en el IES Juan de Villanueva,… Son ejemplos de un muy difícil comienzo de curso en no pocos centros.

Es comprensible que se produzcan algunas ausencias por algún pequeño desajuste o por bajas de última hora; lo que no es comprensible, ni admisible, es tan gran desatino. Ni siquiera se han tenido en cuenta vacantes conocidas con suficiente antelación como las causadas por comisiones de servicio, liberaciones sindicales, horario para equipos directivos,… Tampoco es admisible la absoluta falta de autocrítica de una Consejería que niega una realidad que va más allá del difícil comienzo de curso: la escasez de las plantillas y el mantenimiento de la calidad a costa del sobreesfuerzo del profesorado.

Nos consta que el alumnado será atendido, pese a las dificultades, hasta que la situación se normalice, pero es una atención que:

  • Supone comenzar con un horario provisional.
  • Multiplica el trabajo directivo en la organización del centro.
  • Fuerza al profesorado a una sobrecarga de trabajo para atender a todo el alumnado.
  • Impide que parte del alumnado tenga un profesor/a de referencia pues parte del profesorado por asignar son tutores o tutoras.
  • Impide que puedan comenzar los apoyos, ya menguados de por sí debido a la escasez de horas y al insuficiente número de profesores/as de Pedagogía Terapéutica.
  • Impide o retrasa el desarrollo de proyectos, uso de bibliotecas, TIC, …
  • Retrasa el comienzo efectivo del curso en muchos centros en, al menos, dos semanas.

Este comienzo de curso ha sido “normal” porque, desafortunadamente, lo que está ocurriendo este curso ya ha ocurrido antes y empieza a ser considerado normal por parte del Sr. Consejero. Por eso nada más comenzar el curso ya han comenzado las protestas anunciadas por la comunidad escolar del CP Evaristo Valle  y del IES Calderón de la Barca (ambos en Gijón). Otras pueden seguir. SUATEA apoya y apoyará lo que considera justas protestas por una escuela pública digna y de calidad y anima al profesorado, en particular, y a las comunidades educativas en general, a que no se resignen a una precariedad impuesta.

Esta entrada también está disponible en: Asturiano