Classroom

Abandono escolar temprano

Esta entrada est谩 disponible en: Asturianu (Asturiano)

Esta semana se ha presentado por parte del Ministerio de Educaci贸n y la OCDE el  informe con las Propuestas para un plan de acci贸n para reducir el abandono escolar temprano en Espa帽a.

A pesar de que las cifras  de alumnado han mejorado sustancialmente (28,2% en 2010), sigue habiendo un alto porcentaje de j贸venes que abandonan los estudios. De media, en Espa帽a se estima un 13,9 %, frente al 9,3% en la UE que no acaban la secundaria postobligatoria o los programas alternativos equivalentes. Adem谩s, el porcentaje de hombres es significativamente superior al de mujeres: 16,5% y 11,2%, respectivamente.

Se trata de un grave problema social que muestra que una buena parte de nuestra infancia y juventud no tiene los mismos derechos que el resto a una educaci贸n de calidad, pues se priva a ese alumnado del acceso al saber.  Y como se ve en este estudio, a quien m谩s afecta esta situaci贸n es al alumnado procedente de familias desfavorecidas, minor铆as, familias migrantes, menores en situaci贸n vulnerable鈥 

Tambi茅n constata el estudio la falta de profesionales de orientaci贸n, profesorado de apoyo o del trabajo social o mejor dicho, seg煤n sus palabras, la mala distribuci贸n de este tipo de personal imprescindible para luchar contra la desigualdad educativa.

Otras constataciones del trabajo encargado a la OCDE se refieren a la situaci贸n del profesorado, con una tasa de temporalidad que supera el 33% cuando en el resto de pa铆ses de la OCDE es del 18% o la sobrecarga de trabajo burocr谩tico que ahoga, especialmente, a los equipos directivos. 

Tambi茅n  se constata en el informe que la segregaci贸n del alumnado, provocada fundamentalmente por la coexistencia de un red privada concertada sufragada con fondos p煤blicos  con la red p煤blica, hace que ni帽as y ni帽os en situaci贸n de desventaja educativa se concentren en determinados centros p煤blicos, mientras los centros concertados establecen cobros indebidos  en forma de cuotas voluntarias u obligatoriedad de matricularse en actividades extraescolares de alto coste, lo cual aleja a determinado alumnado no deseado por ese tipo de centros.

No parece que fuera necesario encargar estudio alguno a la OCDE para saber que subsisten graves problemas sobre todo para el alumnado con m谩s dificultades de partida.  La realidad es que la desigualdad social y las pol铆ticas educativas privatizadoras de la educaci贸n hacen que la situaci贸n no mejore  lo suficiente y se mantengan situaciones  de abandono en determinadas zonas y centros educativos.

Es cierto que el estudio y  propuestas subsiguientes responden a la preocupaci贸n del gobierno por reducir dicha tasa de abandono y de coordinar las pol铆ticas de las CCAA para lograrlo.

Evidentemente, el car谩cter de organismo econ贸mico de la OCDE y su visi贸n de que la educaci贸n debe formar ciudadanos para el mercado laboral, hace que en el estudio se subrayen los an谩lisis sobre las posibilidades de inserci贸n laboral que este alumnado pierde al abandonar tan tempranamente la escuela a la vez que reconoce que la entrada temprana en el mercado laboral por motivos econ贸micos,  la necesidad de buscar trabajo u otras necesidades familiares, son los factores que obligan m谩s frecuentemente a los j贸venes a abandonar la educaci贸n.

Algunas de las medidas propuestas son unificar criterios entre todas las comunidades aut贸nomas para medir el absentismo y la necesidades educativas del alumnado para asignar destinar fondos a los centros que m谩s los necesitan;  eliminar el cobro de cuotas en la ense帽anza concertada u obligar a estos centros a reservar plazas para alumnado nuevo durante el curso escolar; reducir la inestabilidad de las plantillas docentes, o mantener y ampliar programas  para garantizar el apoyo al alumnado; ampliar la oferta y la consideraci贸n de la Formaci贸n Profesional,鈥 .

Por otra parte, aunque se reconoce la falta de profesionales de orientaci贸n, apoyo educativo y trabajo social, no se habla de ampliar sustancialmente su n煤mero, increment谩ndose en los centros con m谩s alumnado susceptible de abandono temprano, sino que se sugiere la posibilidad de trasladar a este personal de unos centros a otros donde sean m谩s necesarios, es decir, retirarlos de unos centros con menos problemas supuestamente, para destinarlos a otros.

A pesar de que ha habido un incremento del PIB destinado a educaci贸n, que en 2022 alcanzaba el 4,9% (en 茅poca de gobiernos del PP hab铆a descendido vertiginosamente por debajo del 4%) no se hace una propuesta seria de incremento del mismo por ejemplo para reducir las ratios, que siguen siendo muy elevadas; para incrementar las plantillas docentes; para aumentar el profesorado especialista en atenci贸n a la diversidad; para la contrataci贸n de personal de apoyo socio-educativo con el que  garantizar la apertura por las tardes de todos los centros evitando as铆  algo que denuncia el informe: que las familias tengan que incrementar el gasto privado en educaci贸n para compensar las desigualdades del sistema. Los fondos espec铆ficos est谩n garantizados a trav茅s del Plan de Recuperaci贸n, Transformaci贸n y Resiliencia (PRTR) de Espa帽a para 2021-2026, y despu茅s 驴qu茅? 

En efecto,  el estudio constata que muchas familias env铆an a sus hijos e hijas a clases 鈥減articulares鈥. Pero no se analiza profundamente por qu茅 esto ocurre en nuestro pa铆s. Quiz谩s no se ha tenido en cuenta que el profesorado tiene que atender a un alumnado cada vez m谩s diverso en aulas masificadas. Que falta tiempo para que el profesorado pueda coordinarse con los departamentos de orientaci贸n para poner en marcha planes individualizados para el alumnado m谩s vulnerable, que el profesorado tutor se ve desbordado por la creciente  burocracia que le  ahoga. Que el profesorado, al que quiz谩s hubiera sido conveniente escuchar m谩s, est谩 harto de que el exceso de burocracia le impida una relaci贸n m谩s estrecha con alumnado y familias para poder detectar precozmente los problemas que despu茅s conllevar谩n el abandono temprano y otros problemas que afectan al alumnado.

En vez de proponer que la escuela garantice durante las tardes el apoyo educativo a trav茅s de programas de refuerzo, de actividades extraescolares y deportivas gratuitas, de apertura de bibliotecas, de dinamizaci贸n de barrios y pueblos a trav茅s de la colaboraci贸n, lo que se pone en cuesti贸n es la jornada continua. 

Para atajar los problemas que aquejan a la educaci贸n en nuestro pa铆s, no basta con medidas parciales. Se necesita que la sociedad sea consciente de que sin un incremento sustancial de la inversi贸n educativa destinada a la escuela p煤blica, sin una mejora de las condiciones de estabilidad para miles de personas interinas, sin unas plantillas estables y bien formadas, sin una apuesta por la infancia para que ning煤n ni帽o y ninguna ni帽a se quede atr谩s dependiendo de su origen o situaci贸n econ贸mica, no lograremos una sociedad m谩s justa y m谩s democr谩tica.

Y eso es algo que nos jugamos tambi茅n en los pr贸ximos d铆as. No lo olvidemos.

Laura Conde Rubio (del Secretari谩u de SUATEA)

Ver art铆culo en La Voz de Asturias

Print Friendly, PDF & Email

Esta entrada est谩 disponible en: Asturianu (Asturiano)