Home > Comunicaos > La esclusión social na infancia: nun sobren docentes falten recursos

La esclusión social na infancia: nun sobren docentes falten recursos

Facultad de formación profesorado y pegadogia. Maxisterio Pedagoxía“Los más mozos acusen especialmente la falta d’ingresos familiares abondo. L’alimentación, el sitiu onde viven, el tiempu que pasen colos sos padres y los sos amigos, y los servicios públicos a los que tienen derechu son factores importantes que determinen el so bienestar” (UNICEF. Los neños de la recesión. L’impactu de la crisis económica nel bienestar infantil nos países ricos).

L’informe asoleyáu por UNICEF va pocos díes xunce la falta d’inversión educativo de dellos países- agospiándose na escusa de la crisis-  cola situación de probeza na que s’alcuentren millones de neños y neñes. El nuestru país ye de los que más empioró dende l’entamu de lo que llamen crisis. Cerca de tres millones de neños y neñes tán per embaxo del umbral de la probeza nel estáu, con un incrementu de 800.000 ente 2008 y 2012.

Nesi estudiu muéstrase cómo la falta de polítiques sociales y educatives ta influyendo nel sector más vulnerable de la nuestra sociedá. Ye una demostración de dalgo que dende SUATEA tenemos mui claro: la reducción de la inversión educativo por parte de les Alministraciones estatal y autonómica tien como consecuencia desaxerar la situación de desamparu de millones de neños y neñes. La falta de gastu n’educación pública conlleva un agravamientu de la situación d’esti alumnáu.

Asturies nun ye na islla de bienestar pa miles de neñes y neños. Munches families viéronse privaes na nuestra Comunidá de lo más necesario. La falta de recursos d’estes families pon en peligru la situación de los sos fíos y fíes, un peligru que fae que los que s’alcuentren nesta situación tengan cada vez más difícil salir d’ella. Ensin recursos, ensin polítiques educatives compensatories, la salida ye imposible. Por ello, los centros educativos deberíen ser a torgar y compensar eses situaciones qu’afecten a la parte más vulnerable de la sociedá. Una educación pública de baldré de verdá, incluyendo tolos servicios complementarios debería ser una realidá.

Los apoyos educativos, la posibilidá de compensar rialmente les situaciones nomaes, l’atención a la diversidá, son incompatibles colos recortes que tamos sofriendo y que menguaron la inversión público n’educación, pasando nel 2008 d’un 5’1% del PIB a un 4’3% nel 2012. Pero n’Asturies, pesie a los discursos de la Conseyera d’Educación en favor del Enseñu Públicu la realidá ye que los centros educativos cada vuelta cuenten con menos docentes pa desenvolver más trabayu. Que los apoyos queden febles, que’l profesoráu, percargáu de trabayu, nun ye quien a realizar una atención individualizada.

Ye necesariu un cambéu radical nes polítiques educatives, tamién n’Asturies. Y nun son de recibu declaraciones como les feches pola Conseyera d’Educación nel sen de qu’hai qu’establecer númerus clausus na Universidá pa quien quiera ser docente.

Cuando hai unes 500 xubilaciones añales, si’l nuestru sistema nun ye a asumir al alumnáu de la Facultá d’Educación, hai que dicir que güei los centros educativos tán nuna situación de precaridá que dificulta’l trabayu col alumnáu. Un terciu de la plantiya cambia tolos años. Casi 1000 docentes interinos trabayen a media xornada, cuando los centros demándenlos a xornada completa. Menguó’l númberu de docentes en total, al tiempu qu’aumentó l’alumnáu y esti tien cada vez más necesidaes.

Creyemos que nesti país nun sobren docentes, sinon que falten. Y n’Asturies la conseyera puede, si quier, baxar la carga horaria d’un profesoráu que nun puede desenrollar la so xera; puede reducir el númberu d’alumnos y alumnes a los qu’atiende cada docente; puede dotar a los centros educativos pa que faigan por compensar les desigualdaes qu’afecten a la nuestra infancia.

Nun sobren docentes nin aspirantes a docentes. Sobren los que marafundien les perres públiques y los que favorecen la privatización del sistema educativu, manteniendo los conciertos, creando consorcios como’l d’Educación infantil de 0 a 3 años, privando al alumnáu y a los centros del profesoráu necesariu pa formar ciudadanos y ciudadanes n’igualdá de derechos.

Beatriz Quirós Madariaga. Secretariáu de SUATEA y Conseyera Escolar del Estáu

Esta entrada tamién se puede consultar en: Castellanu