Una subida salarial que nos sigue empobreciendo

Esta entrada está disponible en: Asturianu (Asturiano)

La subida salarial acordada por los sindicatos CCOO y UGT  con el Gobierno central el pasado 3 de octubre para los años 2022, 2023 y 2024 no sirve para acabar con el continuo empobrecimiento al que nos vemos sometidos el profesorado. Analizando  con datos objetivos la insuficiente subida salarial veremos cómo  la pérdida acumulada de nuestro poder adquisitivo ni siquiera es frenada con los últimos acuerdos entre el Gobierno y los sindicatos firmantes.

El Gobierno central acordó con CCOO y UGT, que suman la mayoría de la representación de la Mesa de Función Pública estatal, los aumentos salariales de la Función Pública para los años 2022, 2023 y 2024.

El anterior acuerdo abarcaba los años 2018, 2019 y 2020. Este lo suscribió también CSIF.

El año 2021 estuvo fuera de los procesos negociadores y respecto a 2022, el Gobierno decidió unilateralmente un incremento del 2% en los Presupuestos Generales del Estado para este año.En esta tabla podemos observar la evolución de nuestras retribuciones durante el anterior acuerdo y el tiempo sin acuerdo. Las medidas adoptadas desde 2018 hasta  2022 en materia salarial se han traducido en una pérdida del poder adquisitivo de los funcionarios docentes del 2,65%.

El actual acuerdo suscrito propone una subida fija (con la que sí podremos contar) y una condicionada a la evolución del IPC y del Producto Interior Bruto (PIB).

(El incremento del 1,5% para el 2022 tiene efectos de 1 de enero del 2023 y se abonará en una paga, según informaciones oficiales).

Teniendo en cuenta que desde 2010 a 2018 ya acumulábamos una pérdida de poder adquisitivo en torno al 17%, la pérdida acumulada a fecha actual es del 19,65%.  En 2024 tendremos que calcularla así: 19,65% de pérdida actual- 6% de subida fija + lo que varíe el ipc desde ahora hasta 2024= 13,65% +  lo que varíe el ipc desde ahora hasta 2024. Teniendo en cuenta que la inflación en este último año fue de más del 10% y que las previsiones para los próximos dos años se estima que mantendrá esta tónica la conclusión es clara: en 2024 nuestra pérdida de poder adquisitivo será superior al 20 %. 

Desde SUATEA llevamos denunciando esta pérdida continuada de nuestro poder adquisitivo ya desde el comienzo de la llamada “crisis de 2008” reivindicando año tras año:

• El establecimiento de una cláusula de revisión salarial para actualizar la subida salarial  a la evolución real de la inflación, que no esté supeditada a otros valores de evolución de la economía, y en la recuperación del poder adquisitivo perdido, y• El aumento del complemento específico autonómico de nuestra nómina para superar la brecha que nos separa de la media salarial estatal. Consistiría en la sustitución del incentivo a la evaluación, que unos cobran y otros no,  por un incremento lineal e igual para todos los cuerpos docentes.

Oviedo, 21 de noviembre de 2022

El Secretariáu de SUATEA

Print Friendly, PDF & Email

Esta entrada está disponible en: Asturianu (Asturiano)