Primera Mesa de negociación de plantillas para el curso 2022-23

Esta entrada está disponible en: Asturianu (Asturiano)

En la mañana de hoy, miércoles 2 de marzo, se ha celebrado una reunión telemática entre la Consejería de Educación y los sindicatos  que forman parte de la Mesa Sectorial de Enseñanza no universitaria. En el orden del día estaba el inicio del proceso de negociación de la plantilla docente de cara al próximo curso.

Tras un primer análisis se ve que en esta propuesta de plantillas hay un ligero incremento en el número total de puestos respecto al curso pasado, pasando de los 9.378 puestos del  presente curso, a los 9.441  propuestos para el próximo, lo cual deja un saldo positivo de 63.

Sin embargo, consideramos escasa la propuesta  de plazas actual, pues de ella no solo se desprende la intención de no reducir la horas lectivas del Cuerpo de Maestros a veintitrés o de no disminuir horas lectivas  al profesorado mayor de 55 años, sino que queda patente la maniobra –ésta sí, bien consolidada-  de seguir solventando las necesidades reales de profesorado mediante la contratación de personal interino para cubrir necesidades estructurales del sistema, pese al reconocimiento gubernamental de la contratación temporal abusiva.

Desde 2012 a 2016, la tasa de reposición( ocupación de las plazas dejadas libres por jubilación) estuvo limitada al 10%, de manera que sólo se ofertaron en concurso oposición 1 de cada 10 vacantes existentes; luego llegó el Acuerdo de 29 de marzo de 2017 mediante el cual se recuperó el 100% de la tasa de reposición y permitió convocar las plazas que, desde hacía al menos tres años, hubieran estado ocupadas por personal con una vinculación temporal con la Administración, con la intención de reducir, a lo largo de los siguientes tres años (2018, 2019 y 2020), y en un máximo de un 90 %, las plazas ocupadas de forma temporal y la cifra de personal con una vinculación temporal existente a la fecha de firma de este acuerdo. A estas alturas, decir que dicho objetivo nunca se alcanzó resulta tan obvio como reiterativo. ¿Qué fue lo que falló?

A pesar de la obligada transparencia de la Administración, hay cifras que desconocemos y, con las que conocemos, no nos cuadran las cuentas. A saber:

  • ¿Cuántos puestos de la plantilla orgánica están ocupados por personal funcionario de carrera de los cuerpos docentes no universitarios?
  • ¿Cuántos puestos de la plantilla orgánica han sido y están siendo ocupados por personal temporal interino?
  • ¿Cuántos puestos procedentes de jubilaciones y otras causas de cese definitivo han sido amortizados en los últimos 10 años? Siendo la media de 500 jubilaciones por curso, sólo en cuatro cursos, entre 2012 y 2016, se habrían producido 2000  jubilaciones que cubrir, de las que solo se han repuesto 200 plazas (10% de 2000) dejándonos un saldo de 1.800 puestos sin cubrir.
  • Cada inicio de curso, al menos durante los últimos seis, son necesarios más de 1.000 docentes interinos/as para cubrir plazas vacantes a jornada completa (1.911 en 2.021). Y esta cifra apenas se inmuta tras la ejecución de los procedimientos selectivos ¿cómo puede ser  posible? y ¿cómo puede ser que la plantilla orgánica apenas oscile de un año a otro?
  • La Ley General de Presupuestos del Principado de Asturias aprobados para 2022 contempla un total de 10.853 puestos para personal docente no universitario. Si a esos 10.853 puestos presupuestados, restamos los 9.441 contemplados en las plantillas –que están supuestamente ocupados por funcionariado de carrera- para el curso 2022-23, el resultado es de 1.412 puestos docentes a jornada completa que podrán ser cubiertos por personal temporal para desempeñar funciones propias de profesorado de carrera por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia. Entonces ¿cómo es posible que con un presupuesto para contratar a 1.412 docentes en régimen de interinidad se puedan contratar cerca de 2.000 a jornada completa durante todo el curso y otros tantos a media jornada, además de las sustituciones del personal titular? Conviene recordar aquí que las medias jornadas suponen más del 40% de las contrataciones temporales. La única explicación posible:¿es que parte del  dinero presupuestado para plantilla orgánica se destina a contratar personal interino? Si ello fuera así, 2000 a tiempo completo + 2000 a media jornada equivalen a 3000 a tiempo completo. 3000-1412= 1588 puestos de plantilla orgánica ocupados por personal interino.

Y, por otro lado:

  • ¿Cómo tienen pensado cumplir el objetivo de reducción de la temporalidad en el sector público docente si cada año contratan a más de 3000 personas, casi la mitad en puestos de media jornada?
  • ¿Cómo piensan camuflar la temporalidad del personal que imparte la materia de  Llingua asturiana y gallego-asturianu? La especialidad no está reconocida pero la materia existe, y por ende, los sucesivos nombramientos de las personas que las imparten.
  • ¿Por qué sí se contabilizan en el total de puestos las plazas (categoría) de “Cultura Clásica” que tampoco goza del reconocimiento como especialidad? No consta en el Real Decreto 665/2015, de 17 de julio.

La respuesta a estas y otras cuestiones planteadas se tratarán en otra mesa técnica que tendrá lugar con carácter inmediato.

Con la actual propuesta de 9.441 puestos en plantilla orgánica seguimos sin recuperar los puestos perdidos durante los años de los recortes en el sector público, lo que se traduce en un incremento de la carga de trabajo del personal para afrontar la necesidades generadas; y tampoco parece que exista la intención de consolidar una plantilla amplia y estable que permita a nuestro sistema educativo público estar preparado para manejar con solvencia situaciones críticas venideras, así como para ofertar una enseñanza a la altura de las exigencias legales.

Es necesario resaltar la sobrecarga laboral y burocrática de todo el personal docente, con mención especial para quienes ocupan cargos directivos, más aún en los centros de Primaria, algunos con equipo unipersonal sin apoyos de personal de administración y servicios, ni de  conserjería. Por tanto, a la discriminación estructural preexistente en el Cuerpo de Maestros, esta situación de sobrecarga otorga mayor peso, si cabe, a los argumentos que señalan la necesidad reducción del número de horas lectivas de este cuerpo y, más aún, de quienes conforman equipos directivos, de manera que puedan llevar a cabo sus funciones en condiciones dignas, lo que lleva nuevamente a la misma conclusión: la necesidad de ampliar las plantillas. Exigencia recurrente que defendemos con vehemencia año tras año en esta Mesa Sectorial porque estamos convencidos de que es condición sine qua non para dar respuesta a las, cada vez más amplias y exigentes, responsabilidades del sistema educativo legalmente establecidas: coeducación, mayor personalización del aprendizaje, educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial, y el objetivo de alcanzar la plena inclusión educativa en un plazo inferior a 10 años. Con todos estos retos, la plantilla para el curso 2022-23 apela, otra vez, a la “mística de la vocación docente”, lo que en términos laborales se consideran horas extra no remuneradas, es decir, explotación.

En conclusión, desde SUATEA consideramos la actual propuesta de plantillas claramente insuficiente para dotar al sistema de educación público de la cantidad de docentes necesaria si se pretende que estos lleven a cabo, verdaderamente, todas las funciones que les son atribuidas con el rigor y la calidad que requiere una sociedad avanzada, y con unas condiciones laborales dignas.

Secretariado de SUATEA

Oviedo 02 de marzo de 2022

Print Friendly, PDF & Email

Esta entrada está disponible en: Asturianu (Asturiano)


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 4757

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 4757