Presentación

Esti 4 d’avientu son les Elecciones Sindicales na enseñanza pública asturiana. Van escoyese 41 representantes de los 10.700 docentes que trabayamos n’Asturies, dos menos que la otra vez.

Paez un contrasentíu que’l mayor colectivu de l’Alministración asturiana namás tenga 41 representantes. Pero la normativa electoral, apautada nel so momentu cola alministración por CCOO y UGT asina lo marca. La estorbisa pa que la voz de los y les trabayadores se faga sentir ye cada vez mayor con esti tipu de Xunta de Personal.

En SUATEA siempre defendimos un sistema de representación cercanu al profesoráu, la elección de delegaes y delegaos de centru. El funcionamientu asambleariu y la toma de decisiones colectivamente son otres de les nuestres señes d’identidá. La renovación de les persones que trabayen nel sindicatu pa evitar la burocratización, la tresparencia nel orixe del nuestru financiamientu – namás les cuotes de la nuestra afiliación – y el funcionamientu colectivu marquen el nuestru trabayu diariu.

Nestos últimos cuatro años les torgues a la negociación colectiva y l’imposición per parte de l’Alministración fueron el vezu. Pero tamién les lluches más masives que se dieren en Asturies nos postreros 20 años en defensa de la enseñanza pública fexéronse nesti periodu.

Nes últimes Elecciones Sindicales SUATEA foi’l sindicatu más votáu y desempeñó la Presidencia de la Xunta de Personal y la Secretaría, que nenguna otra fuerza quixo ocupar. Esa foi la tónica nestos cuatro años. A les torgues de l’alministración, a la falta de diálogu colos representantes del profesoráu, a la imposición de les plantiyes docentes hubo que sumar les estorbises de les otres organizaciones sindicales- unes más qu’otres- que preferíen en munchos casos que la Xunta de Personal nun tomara postura sobre los retayos si quien lo diba a facer yera la Presidenta de la Xunta.

Pero cola Presidencia y la Secretaría de la Xunta de Personal Docente y a pesar del boicó del restu d’organizaciones, que prefieren paralizar o nun unviar a los sos delegaos a les xuntes pa nun “perder” hores sindicales, SUATEA siempre garantizó’l funcionamientu de la Xunta cola presencia de les sos delegaes y delegaos.

La llucha nestos últimos años tuvo marcada pol nuestru incansable trabayu en defensa del Enseñu Públicu. La negociación na recuperada Mesa Sectorial d’Educación tuvo llastrada pol collaboracionismu de dos organizaciones sindicales, FETE y ANPE, que dieron el so apoyu a les polítiques feches pola Conseyería d’Educación n’Asturies y que supunxeron un empioramientu de les condiciones llaborales del profesoráu.

Una amuesa d’esta estrecha collaboración tenémosla nel nuevu Alcuerdu d’Interinos, que pon al nuestru profesoráu nuna situación de mayor precariedá y indefensión. Una oportunidá perdida p’algamar la estabilidá del colectivu. L’actitú insopinada de CCOO nun ayudó pa nada a articular la movilización, sostenida por SUATEA y el colectivu de profesoráu interín con manifestaciones, asamblees, encierros….

Finalmente, como en tantes otres ocasiones, el tándem FETE-ANPE sáca-y les castañes del fueu a l’alministración roblando alcuerdos lesivos y que perxudiquen gravemente al profesoráu.

Les lluches contra los retayos marcaron tamién estos últimos años. Los retayos impulsaos polos distintos gobiernos estatales, empezando pela rebaxa del nuestru xornal en 2010 y retirada de la paga estra d’avientu de 2012. La conxelación salarial, entamada pol gobiernu Zapatero y siguida pol de Rajoy, y el Real Decretu 14/2012 supunxeron otra vuelta de tuerca a les condiciones llaborales de los docentes. N’Asturies cola considerancia de 29 periodos lectivos selmanales en cuenta de les 27 hores que tienen n’otres CCAA, l’aplicación d’esti decretu trexo una saturación del horariu docente que ta poniendo al profesoráu asturianu en piores situaciones que’l del restu del estáu.

El gobiernu asturianu aprovechó estos retayos p’aumentar l’horariu, el númberu d’alumnos y alumnes qu’atender, empiorar l’atención a la diversidá y polo tanto les condiciones nes que trabayamos miles de docentes.

Frente a estos retayos, frente al despreciu del gobiernu asturianu pol profesoráu, SUATEA tuvo liderando les lluches, yá dende la Xunta de Personal cuando se pudo llegar a alcuerdos, como en collaboración con movimientos sociales y ciudadanos. Refugar les plantiyes impuestes y el deterioru de les condiciones nes que los docentes facemos el nuestru trabayu con movilizaciones de tou tipu.

Denunciemos de manera incansable los retayos sufríos polos centros educativos. En munchos casos en solitario apoyemos les lluches de les comunidaes educatives que refugaben la supresión y amortización de puestos de trabayu y munches veces fuimos a que nun se suprimieren places y que se concedieren los pidimientos de les mesmes.

Esta foi una de les exes más importantes del nuestru trabayu: el refugu a la LOMCE y a la so chambona implantación n’Asturies, que foi contestada na cai y nos centros. La publicación y espardimientu de les 41 midíes pa resistir a la LOMCE y la participación en toles movilizaciones en defensa de la enseñanza pública marcaron estos años de trabayu.

Defendimos y llogremos que’l Conseyu Escolar del Estáu se pronunciase a favor de la especialidá de llingua asturiana. Tamién lleguemos a dalgún alcuerdu, como’l correspondiente a la Orientación educativa, n’aceptando l’alministración munches de les nuestres propuestes.

Estes son les llínees de trabayu qu’inspiraron el llabor de SUATEA y que van siguir faciéndolo nel futuru. Dende’l nuestru modelu sindical non burocráticu, totalmente al marxe de les corrupteles – basaes na venta de cursos o nes prebendes de les qu’otres organizaciones vinieron esfrutando per décades-, con un financiamientu tresparente al traviés de les cuotes de la nuestra afiliación, un modelu asambleariu, unitariu, de clase, asturianu y feminista, estos son los nuestros compromisos pa defender na Xunta de Personal qu’agora s’escueye:

  • una firme defensa d’alternatives progresistes p’algamar una escuela pública y laica, de baldre, coeducadora, de calidá, prioritaria presupuestaria y políticamente.
  • una garantía pal enseñu públicu, al ser l’únicu sindicatu que defende una escuela pública laica frente a la privada concertada y caltien la desixencia de la supresión de los conciertos educativos.
  • una seria oposición a la política impositiva del Ministeriu d’Educación y de la Conseyería d’Educación y desixencia de la de- rogación de les Lleis Educatives vixentes y de los decretos que sofiten los retayos.
  • el discutiniu y el sometimientu de tou posible alcuerdu a la decisión de les asamblees de profesoráu y la participación de les y los docentes nos procesos de negociación.

Coles mesmes, SUATEA va trabayar na Mesa Sectorial d’Educación como otru marcu básicu de Negociación, un ámbitu nel que, con SUATEA tu tamién vas defender la enseñanza pública asturiana. Como hasta agora, el nuestru trabayu na Mesa va siguir marcáu por una actitú negociadora desixente y non sometida.

Col to votu y la to participación vamos lluchar frente a les agresiones a la Escuela Púbica y a les y los sos trabayadores.

Nel branu de 2014, el gobiernu Rajoy comprometióse cola Comisión Europea facer toa una serie de nuevos axustes y retayos p’afaese a les esixencies de la llamada Troika, ye dicir de la Unión Europea, el Bancu Mundial y el Fondu Monetariu Internacional.
Nesta fueya de ruta, poco conocida pola opinión pública dibúxase un horizonte prietu pa los servicios públicos y pa la educación pública en concreto. El porcentaxe de gastu destináu a educación vieno menguando nos últimos años pasando del 5’1% del PIB en 2008 a un 4’3% en 2013. Pero’l compromisu del gobiernu de Rajoy y del so ministru Wert ye amenorgar el gastu públicu n’Educación hasta un 3’9% en 2017. Eso algamaráse, como yá almitió’l mesmu gobiernu, aumentando’l númberu d’alumnáu por aula y el que tien qu’atender cada docente, aumentando l’horariu lectivu en tolos ámbitos, despidiendo profesoráu interín, pal que yá se prepara un nuevu sistema d’accesu nel que se pretende dexar de llau a los que tovía tienen trabayu pa poner en marcha un nuevu sistema “tipu MIR” nel que’l requisitu principal va ser el dominiu d’una llingua estranxera (nivel B2) pa cualesquier materia. Va llograse con una nueva reforma llaboral que nel ámbitu de la función pública va tener consecuencies como la degradación del sistema de MUFACE y de la Seguridá Social, con mayores retayos nes prestaciones y con un aumentu de la edá de xubilación.

Les intenciones del MEC vense claramente nel acabante de publicase borrador de Real Decretu d’Especialidaes d’Enseñanza Secundaria, FP y Enseñances de Réxime Especial. Esti decretu pretende desenrollar la LOMCE nel ámbitu de les especialidaes, pero en realidá ye una vuelta a los años 70 y 80 nos que’l profesoráu tenía qu’impartir les llamaes asignatures “afines”. Esos tiempos vuelven pa denigrar a la enseñanza pública y al so profesoráu al que se lu intenta obligar a dar clase de materies ayenes a la d’él.

Esti decretu ta venceyáu a les intenciones del ministeriu d’“optimizar” los recursos: aumentando l’horariu del profesoráu y obligándolu a completar horariu con otres materies o n’otres etapes educatives. Van desaniciar les hores d’atención a la diversidá y l’alumnáu con dificultaes va ser abandonáu a la so suerte. Y too ello, si nun ponemos fin a esta situación, va empiorar de forma tala les condiciones llaborales del profesoráu que va suponer el deterioru total del enseñu públicu.

Lo que güei yá se ta viviendo nos centros educativos, cola supresión de les places de tutoría de Primaria y la obligación pa los especialistes de facese cargu de la so especialidá más la tutoría, la falta de sofitos y de recursos, va ser llevao a estremos que’l profesoráu nin ye a imaxinar.

Los despidos de profesoráu interín van ser la solución p’algamar les metes comprometíes na reducción del gastu públicu.

A esto hai qu’añedir que la entrada en vigor de la LOMCE individualiza les rellaciones llaborales y fai depender los xornales, el destín y les materies a impartir de la voluntá de les direcciones de los centros.

Yá vimos n’Asturies que la Conseyería d’Educación utiliza los retayos estatales pa, de primeres pa denunciar les polítiques de Wert y de segundes p’aplicalos y asina aforrar nes dotaciones a los centros. Midíes llegales que podríen ser aplicaes yá como la dotación de más profesoráu d’apoyu, como la reducción horaria pa mayores de 55 años, o la consideranza de guardies llectives pa secundaria nun son nin tomaes en cuenta a pesar de les esixencies de SUATEA.

Al pie de les dificultaes crecientes coles que los docentes s’atopen tolos díis, como la masificación de les aules con un alumnáu que cada vez presenta mayores problemes de resultes de la crisis y la creciente probeza de les families, con un trabayu burocráticu y inútil qu’ocupa’l tiempu que tendría de dedicase a la preparación de clases y a la formación, ensin reducciones horaries pa coordinación, atopámonos cola privatización de tramos enteros como’l de 0 a 3, la esternalización de los servicios complementarios, la introducción de criterios empresariales na xestión de los centros, el marafundiu de los fondos públicos p’apurri-yoslos a sindicatos pactistes y patronal.

Énte esti prietu panorama qu’amenaza a la escuela pública fai falta un sindicalismu fuerte, de resistencia, pa lluchar y parar l’esmantelamientu del enseñu públicu, pa refugar les polítiques inspiraes pola troika, recuperar el gastu públicu n’educación y construyir una escuela pública de calidá. Esi ye’l compromisu de SUATEA: defender toles reivindicaciones espuestes nel presente programa electoral. Col to trabayu y el nuestru compromisu.

Disponible en: Castellanu, Gallego-asturianu