Home > Comunicaos > ¿Quién defende a la escuela pública?

¿Quién defende a la escuela pública?

SUATEA REFUGA’L ZARRU D’UNIDAES NA REDE PÚBLICA Y LA SUPRESIÓN DE PUESTOS DE TRABAYU MIENTRES SE CALTENGAN CONCIERTOS CON CENTROS PRIVAOS.

Les recientes declaraciones del Conseyeru d’Educación, Genaro Alonso, dexen bien clara que, más allá de discursos retóricos en defensa de la escuela pública, el gobiernu asturianu caltien públicamente una posición equidistante ente centros públicos y privaos y fala de criterios “oxetivos y medibles” a la de determinar el númberu d’unidaes pal próximu cursu. ¿Cómo piensa’l Sr. Conseyeru “midir” la segregación social derivada de la concertación de centros privaos? ¿Cómo se mide la cuasi inesistencia d’inmigrantes y alumnáu proveniente de redolaes desfavorecidos nesos centros? ¿Cómo midir el cobru de “cuotes voluntaries” practicáu o la segregación  por sexos?

Esta aparente neutralidá favoreció claramente a la enseñanza privada qu’apenes se vio afectada polos retayos, en cuantes que nos centros públicos produciéronse enforma cierres d’unidaes y d’escueles: solo pal próximu cursu anúnciase’l zarru de 44 unidaes (27 n’infantil y 17 en primaria). A ello hai que sumar los centros que vieron cerraes les sos unidaes de tres años el cursu pasáu, ensin que l’alministración atendiera les reclamaciones, y que, esti cursu, van ver cómo se cierren les de 4 años, el que vien les de 5, y asina sucesivamente.

La realidá ye que los retayos cebáronse cola escuela pública por aciu una apostada política d’incumplimientu d’alcuerdos roblaos colos sindicatos. Los alcuerdos de plantiyes de primaria y secundaria incúmplense sistemáticamente favoreciendo la masificación de munchos centros nos núcleos urbanos, la sobrecarga de trabayu y enzancando gravemente l’atención a la diversidá. A la saturación d’alumnáu y falta de profesoráu hai qu’añedir la tardanza na cobertoria de sustituciones y la improvisación nes actuaciones de final de cursu que cada añu incorporen novedaes y “ocurrencies” qu’aumenten el yá de por sí escesivu trabayu burocráticu.

Exemplu de lo que dicimos son les numberoses y diverses movilizaciones de la comunidá educativa en  demanda de profesoráu de sofitu pa los centros públicos, como ye’l casu del CP Montevil de Xixón, que lleva años movilizándose en demanda de profesoráu d’apoyu pa les sos acorrompinaes aules.

Nestos tiempos nos que tanto se fala de “contención del gastu”, nun ye de recibu que la conseyería opte por caltener conciertos en zones con ufierta pública abonda; qu’opte por subvencionar negocios privaos marafundiando’l dineru de tol mundu.

Poques voces vocinglaron pa defender a la escuela pública, la de toos y toes, la qu’escolariza a la inmensa mayoría del alumnáu viva onde viva. Ye una llástima que quien tien de defender a la rede pública se dedique a retayar unidaes y puestos de trabayu en cuenta d’atender les demandes del profesoráu y de les families.

Cada vez son necesarios más recursos p’atender les cada vez más difíciles situaciones derivaes de les nuevos contestos nos que se desendolca l’actividá educativa. En cuenta de dotar de profesoráu abondo de sofitu y d’amenorgar les ratios, la conseyería nun tien nin un solu xestu de cara a los centros públicos. Nin s’avien a menguar el númberu d’alumnáu per aula, nin a amenorgar la carga horaria del profesoráu.

SUATEA esixe respetu a la escuela pública y l’apertura de negociaciones pa un cambéu radical na atención a la rede pública educativa, empezando pel caltenimientu de toles unidaes que’l Conseyeru decidió esaniciar.

El secretariáu de SUATEA

Uviéu a 27 d’abril de 2017

Esta entrada tamién se puede consultar en: Castellanu