Home > Comunicaos > Nin muertes, nin callaes

Nin muertes, nin callaes

Día Internacional pa la eliminación de la violencia contra les muyeresTolos díes del añu, la Organización de Muyer de SUATEA manifiéstase radicalmente en contra de la violencia contra les muyeres. Güei queremos ser la voz de toes aquelles a les que los verdugos machistes asesinaron y callaron.
Alredor del mundiu la violencia escontra les muyeres sigue manifestándose de diverses formes y algama cifres insoportables. Como esos 603 millones de muyeres que viven en países onde nun se considera delitu la violencia de xéneru, los 2 millones de neñes que la so vida cuerre riesgu pola ablación o los más de 60 millones neñes esposes. Y nun añu nel que se nos quixo arrampuñar el nuesu derechu a decidir si queremos o non ser madres, nun podemos escaecer a eses 47.000 muyeres que muerren cada añu nel mundiu por mor d’albuertos inseguros. Tampoco escaecemos al 70% de muyeres que sofren o van sofrir violencia sexual na so vida, teniendo qu’aguantar ser cuestionaes, feches risión, revictimizaes.

Nel Estáu español más de 600.000 muyeres sofren maltratu cada añu. En diecinueve años, más de 1.311 muyeres fueron asesinaes por homes que dicíen amar, ensin cuntar toes aquelles que queden fora de les estadístiques oficiales. Un númberu d’asesinatos que merez el tratamientu de terrorismu, que tendría que ser una cuestión d’Estáu.

Pero frente al repique de la violencia machista, el gobiernu respuende cola inactividá, con retayos presupuestarios, cola eliminación de conteníos coeducativos o cola supresión de los servicios d’ayuda de proximidá. El recorte del 28% en programes de prevención y ayuda de violencia de xéneru son una muestra evidente de la escasa importancia qu’esta lacra tien pa esti gobiernu, ensin escaecer la significativa repercusión que traen los encamientos publicaos dende del Ministeriu d’Interior pa evitar les violaciones, onde una vez más corresponsabilízase sutil pero implícitamente a les muyeres violaes ensin aludir espresa y directamente a los delincuentes riales y únicos responsables del delitu.

Dempués d’un branu sangrientu, onde se pidía insistentemente la comparecencia de la ministra de Sanidá y l’adopción urxente de midíes pa desaniciar esta sangría de feminicidios, anúncianos la reforma de la Llei Integral, cuando -dempués de diez años implantada- nin siquier desenvolvió los sos conteníos, nin la dotó presupuestariamente. Anúncianos midíes que yá contién la llei y que nun se punxeron en práctica. Cortines de fumu pa distrayer l’atención de lo rialmente importante. Porque lo importante ye que cada vez son más les muyeres que sofren malos tratos, y a pesar d’ello nun denuncien esta situación. Tres cada feminicidiu quier centrase l’atención en si había o nun denuncia. La rialidá ye que les víctimes nun tienen enfotu nun sistema que les dexa abandonaes a la so suerte. La rialidá ye esi porcentaxe del 27% de muyeres asesinaes que sí interpunxeren denuncia y lo desconcertante ye que namá nel 9,8% de los casos de denuncies por maltratu condeguen al agresor. Aumenten los asesinatos de muyeres, mengüen les denuncies y dexen de dictase órdenes de protección pa les muyeres en riesgu. Si un maltratador nun puede ser nunca un bon padre, la custodia de les y los menores de les muyeres víctimes de maltratu sigue dándose-y a los padres, incluso con condena por violencia de xéneru. Namái nun 6.7% de los casos suspende la guarda y custodia y nun 0,3% el réxime de visites.

La cruzada del Gobiernu contra la igualdá refuerza la ideoloxía más misóxina y caltien nes sos poltrones a quien fae apoloxía de la violencia contra les muyeres; desanicia cualquier conteníu educativo en materia d’igualdá y prevención de violencia, desvirtúa el términu violencia de xéneru y rebaxa la gravedá, amenorgando a multes y sanciones les agresiones que tuvieren de tener una rempuesta más contundente. Amás, cola reforma de l’Alministración local acábase colos servicios d’ayuda más próximos, agravando la situación de les muyeres nel ámbitu rural. Acaba col Institutu de la Muyer y desvirtúa totalmente les sos competencies.

Toos son puntales básicos na prevención y llucha contra la violencia machista. Como lo son la formación del personal qu’intervien en tol procesu, como lo son los protocolos d’actuación ente distintes alministraciones, como lo ye la educación como prevención. Una sociedá que permanez impasible ante la execución d’una media de 70 muyeres nun añu, ye una sociedá que precisa un cambéu.

Por too esto, esiximos:

  • La consideración del terrorismu machista como cuestión d’Estáu y l’adopción inmediata de les midíes pa erradicalo.
  • La reposición y reintegru de toles partíes presupuestaries, programes y fondos en materia de prevención y asistencia a la violencia de xéneru.
  • La inversión en programes d’igualdá, educación y formación, asina como en campañes de prevención, too ello pegollos básicos de la llucha contra la violencia machista, incluyendo la educación afectivo-sexual como preséu pa reforciar l’autoestima personal, contribuyendo a detectar y prevenir cualquier niciu de violencia de xéneru dende les edaes más tempranes.
  • La garantía del derechu al trabayu n’igualdá de condiciones colos homes. Y la existencia de protocolos d’actuación frente a la violencia machista.

Somos munches les que tamos equí. Pero nun tamos toes. Fáltennos les muyeres asesinaes pola violencia machista.
Por elles, poles neñes y neños que tamién fueron asesinaos.

Nós nun tamos muertes, nin callaes.

¡NON A LA VIOLENCIA CONTRA LES MUYERES!

Uviéu 25 de Noviembre de 2014
Organización de Muyer de SUATEA

Actualización: Propuestes didáctiques pa trabayar nos centros educativos. [PDF] [issuu]

Esta entrada tamién se puede consultar en: Castellanu