Home > Muyer > 8 marzu > Manifiestu 8 de marzu de 2021.

Manifiestu 8 de marzu de 2021.

El feminismu ye la cura: contáxate y espárdelo. Vacúnate escontra’l machismu.

Definimos “pandemia” como la propagación mundial d’una enfermedá, qu’esmuz pel mundu y pa la que la mayoría de les persones no tien inmunidá escontra ella. El fin principal ye esaniciala per aciu d’una vacuna como pasó cola viruela. Nel VIH depués d’una propagación rápida y una concienciación de vezos sexuales ensin riesgo de transmisión, o apurriendo disponibilidá d’inyecciones segures a drogodependientes… too ello ayudó a que menguaren los contaxos…
La COVID-19, la nuestra andancia sanitaria actual más dañible, ta matando y infectando a millones de persones nel mundu y llaboratorios de munchos países busquen con desesperación una vacuna qu’ayude a esaniciala.

Les desigualdaes y violencies escontra les muyeres son una andancia cuantísimayá, na que la so vacuna ye social y nun se necesiten munches perres pa invertir nella.
Los comportamientos sociales tán predeterminaos por ideoloxíes tapecíes que son revesoses de detectar, creencies que paez que nun tán rellacionaes, pero interaccionen involuntariamente. Paez paradóxico, pero podemos criticar una conducta machista y siguir nun sistema que la reproduz. El sistema patriarcal ye ampliu y delles veces sutil, revesosu de detectar en dellos casos, pero trescala la nuestro vida cotidiana y hai veces que ye revesoso de de percanciar el posu machista en delles sociedaes que s’autodefinen igualitaries, como la nuestra.
Ye curioso que cuando falamos de países con polítiques importantes n’igualdá de xéneru atopamos en tercer llugar a Finlandia detrás d’Islandia y Noruega. Resulta que ye’l país europeu con mayor nivel de violencia de xéneru: en países como Finlandia’l nivel de violencia de xéneru ta alredol del 47%, datu alarmante especialmente si se compara colos datos d’España d’un 22%. Pero rialmente, ¿son estos países d’Europa los que tienen mayor violencia de xéneru? Nun ye asina, sinon que les muyeres, amparaes por lleis riales que les protexen de verdá, dan el pasu a la denuncia muncho más segures y persabiendo que les Alministraciones ampárenles. Esto amuesa que les lleis n’igualdá son necesaries y namás puen desendolcase con éxitu nuna sociedad que viva cambios fondos qu’empiecen na familia y siguen nes escueles y medios de comunicación escritos y audiovisuales.

Ye evidente que los modelos de “masculinidá”, por muncho que digan, nun cambiaron un ris. Ye importante y necesario qu’entendamos, analizando esti gran problema, que lloñe de menguar va perpetuándose nel tiempu.

Si mos centramos n’España, vemos que nes estadístiques qu’estudien les polítiques n’igualdá califícasela con bona nota, pero paradóxicamente, son pocos los avances riales qu’alcontramos en materia d’igualdad nestos años. Les muyeres siguen faciendo de media más xera domésticas comparada cola de los sos compañeros homes, anque les muyeres tean ca vez están más metíes pel mundu llaboral. Tamién alcontramos una fienda de xéneru na vida pública y política anque na lexislación hebia equilibriu de xéneru nes llistes electorales. España nun avanzará na llucha escontra les violencies machistes si nun llega a concienciar a la so sociedá de qu’estes son un problema público estructural. En xeneral Europa “avanza adulces n’igualda”, denuncia l’Institutu Européu d’Igualdá de Xéneru. La so directora, Virginija Langbakk, diz que “vamos bien empobinaos pero quédanos mucho”.

Si mos plantegamos: ¿por qué nun desapaez el machismu? Podemos atopar la respuesta si alcontramos a quien se beneficien d’esto nun sistema patriarcal y capitalista.
Ye una xirigonza qu’en plenu sieglu XXI sigamos desplicando y xustificando lo que significa “feminismu”: ye la ferramienta que llucha escontra les desigualdaes que sufrimos les mujeres y esquiza nes sos causes y soluciones p’algamar una sociedá más igualitaria. Ye lo que cada 8 de marzo les muyeres queremos facer ver na cai tolos años, amás de reclamar la nuestra llibertá sexual, seguranza y integridá física.
Llucha que nun ve acabu, porque tamos fartuques de que non solo nun veamos la igualdá rial, nin la integridá física, nin el respeto que merecemos como persones… sinon que tolos años hai motivos pa salir a la cai a mostrar la nuestra indignación poles nuestres compañeres que sufren violencies machistes en cualesquier de les sos manifestaciones, poles que yá nun tán, porque fueron víctimes d’una sociedá patriarcal.

Ye una andancia omnipresente en tolos estratos sociales y dende la Organización de Muyeres de la Confederación Intersindical apostamos por “una vacuna eficiente”, que consiste en trabayar la coeducación que forma en valores igualitarios y aporta una rotura colos valores tradicionales, evitando un discursu paternal que mos diz que les muyeres “tenemos que ser fuertes”, que claro que lo somos, pero nun tenemos que demostrar nada. Lo que necesitamos ye que la sociedá se convierta de verdá nuna “igualdá rial de xéneru y llibre de violencies machistes”, non solo de palabra.
Esti 8M, d’una forma o otra, vamos siguir na llucha y alzar la nuestra voz y el nuestru puñu poles nuestres reivindicaciones y poles compañeres que nun tán, poles que sufrieron agresiones machistes, poles que les tán sufriendo… ¡¡por TOES!!

Ehí vamos tar la Organización de Muyeres de la Confederación Intersindical y la Secretaría de la Muyer de SUATEA
Escontra’l machismu lluchemos por una vacuna efectiva que pare’l contaxu y l’espardimientu d’esti virus

8 de marzu de 2021
Secreataría de la Muyer de SUATEA y
Organización de Muyeres de la Confederación Intersindical

Esta entrada también está disponible en: Castellanu