Inicio > Profesorado > Profesorado interino > Convocatorias @es > Oposiciones: Modelo agotado.

Oposiciones: Modelo agotado.

 

A lo largo de esta semana han acabado los procesos selectivos puestos en marcha por la Administración educativa asturiana que se han  venido desarrollando desde el 23 de junio y del que queda pendiente aún la proclamación oficial de las personas seleccionadas finalmente.

Desde SUATEA consideramos que ha llegado el momento de realizar una reflexión y un análisis sosegado de todo este proceso, tanto en lo que se refiere al ámbito del Ministerio de Educación – que impuso un Real Decreto de acceso que nadie quería -, como en el ámbito asturiano, que una vez más reitera la falta de interés de la Administración para que el proceso selectivo ofrezca garantías de transparencia y objetividad para las personas aspirantes.

En lo que se refiere al Real Decreto de acceso, queda patente la necesidad de modificar el sistema de oposiciones. Se trata de un sistema obsoleto que prima los conocimientos teóricos y memorísticos frente a la capacidad pedagógica y la experiencia docente, unas competencias que las personas aspirantes no pueden demostrar con este sistema puesto que establece ser eliminados si no se supera la primera parte teórica. Por esta razón desde los  STEs-i hemos solicitado la convocatoria urgente de la Mesa sectorial del MECD para analizar en profundidad los defectos del sistema.

En lo que se refiere a las oposiciones organizadas por la Consejería de Educación celebradas en Asturias, creemos que han ocurrido ciertos desajustes que detallamos a continuación:

Referido a los tribunales, desde SUATEA queremos transmitirles nuestro apoyo, puesto que  han realizado esta ingrata labor en unas condiciones muy precarias: comienzo de procesos selectivos sin haber terminado el curso en los centros; trabajo a destajo y jornadas interminables de más de 12 horas para cumplir con los plazos y condiciones que les fueron impuestas por la Administración, todo ello recompensado con dietas ridículas que no alcanzan los 50 euros al día, etc.

En cuanto al desarrollo y resultados de las oposiciones en Asturies, muchos de los problemas que han surgido eran previsibles y por esta razón SUATEA presentó una serie de propuestas de mejora de las bases de la convocatoria, que lamentablemente no fueron tenidas en cuenta.

  • Los criterios de corrección y de calificación eran tan generales y básicos que se ha dado la paradoja de que ha habido diferencias sustanciales en los criterios aplicados por los tribunales de una misma especialidad, lo que supone que haya gente que se sienta más perjudicada por el hecho de estar en un tribunal u otro.
  • No se permitió la revisión de los exámenes al final de la primera prueba tal como propusimos desde SUATEA, pese a que se trata de una fase eliminatoria que implica la no continuidad en el proceso en el supuesto de no ser aprobada. La reclamación a la nota se permite solo al final, pero los aspirantes no pueden ver sus exámenes y los criterios de calificación aplicados.

Nos llama la atención esta situación de opacidad que contrasta con los criterios de transparencia exigidos oficialmente y que los propios docentes aplican a lo largo del curso con su alumnado al ofrecer explicaciones, atender reclamaciones, enseñar exámenes e incluso entregar copia de los mismos. No es la primera vez que la Consejería maltrata a sus propios docentes a quienes exprime al máximo durante el curso para luego no corresponder con la misma  delicadeza.

  • El número de suspensos en la primea prueba ha sido muy elevado. Se da la circunstancia de que, en algunos casos, ya en esta fase primera ha habido menos aprobados que plazas ofertadas. Los aspirantes se quejan de la excesiva dureza de la prueba práctica y de la falta de transparencia del proceso y de los criterios de calificación aplicados a los que ya hemos hecho referencia.
  • No se ha garantizado el anonimato de las personas aspirantes en las pruebas escritas, tal como se hace en la mayoría de las CCAA, máxime en una Comunidad pequeña como la asturiana con una elevada probabilidad de coincidencia en el mismo tribunal de personas que se conocen por haber coincidido antes en el lugar de trabajo, por señalar alguna posibilidad.
  • Han quedado un total de 51 plazas desiertas, algo difícil de entender en un proceso en que concurren más de seis mil personas. Por señalar algunos casos llamativos, habría que hablar de especialidades en las que han quedado desiertas la mitad de las plazas ofertadas, como en buena parte de las especialidades correspondientes a Formación Profesional (Procesos y Medios de Comunicación, Cocina y Pastelería, Estética o Mantenimiento de Vehículos) o en Matemáticas donde quedan desiertas quince plazas.

Estamos en condiciones de hacer un primer análisis referido al impacto que pueda tener este proceso selectivo y señalar que ha servido para garantizar la estabilización en el trabajo de una serie de personas entre las que se encuentra un número significativo de personal interino hasta el momento y nos felicitamos por ello. Sin embargo, también estamos en condiciones de asegurar que habrá otro grupo de personas que se queda fuera y seguramente tenga que afrontar una complicada situación personal y laboral con el inicio del curso 2018-2019. Habrá que esperar a la adjudicación de plazas de agosto para poder contrastar los datos reales y tener una idea más ajustada del impacto final. En todo caso, desde SUATEA creemos que estamos ante un modelo de selección agotado, tanto por las condiciones excluyentes del modo de acceso como por los defectos señalados en el desarrollo práctico de la prueba.

 

Uviéu 20 de julio 2018

Esta entrada también está disponible en: Asturiano