Inicio > Comunicados > Las esperanzas que genera una nueva ministra de Educación

Las esperanzas que genera una nueva ministra de Educación

Isabel_Zelaa_politikaria

SUATEA RECLAMA CAMBIOS TANTO ESTATALES COMO EN ASTURIAS

Después de oscuros años para la educación pública, con políticas del PP que han eliminado profesorado de las aulas, aumentado las ratios de alumnado, sufragado escuelas privadas que segregan por sexo, eliminado el funcionamiento democrático en los centros, impuesto el reconocimiento académico para la enseñanza de la religión, o acabado con medidas que podrían garantizar la igualdad de oportunidades, entre otras cuestiones, ahora parece que se abre un espacio a la esperanza si efectivamente el PSOE cumple con lo prometido.

Esperanza para que derogue la LOMCE como manifestó con la Proposición no de Ley presentada en el Parlamento, esperanza para que la normativa que ha impuesto los recortes educativos, especialmente el RD 14/2012, desaparezcan también y dejen de existir trabas legales que impidan a la escuela pública salir de este pozo en la que la quieren meter desde hace tiempo.

Es la hora de recuperar derechos laborales del profesorado, de solucionar de manera inclusiva el problema de la enorme tasa de interinidad de forma que no suponga la exclusión laboral de los afectados, de acabar con los conciertos, de fortalecer la coeducación en las aulas, de apostar por la atención a la diversidad y recuperar iniciativas que avancen en el papel de la escuela en la compensación de desigualdades.

Esperanza también para que nuestra Consejería de Educación deje de escudarse en el Gobierno para obviar su responsabilidad en la situación de la educación asturiana. Para que no siga negándose a abrir un proceso de negociación sobre las condiciones laborales del profesorado, para que deje de recortar las plantillas en los centros, que restaure los apoyos y propicie los desdobles perdidos, para que la atención a la diversidad deje de ser solo un enunciado y se convierta en una realidad, para que exista un plan de estabilidad para las y los docentes interinos y para acabar con situaciones enquistadas como la falta de la especialidad para la lengua asturiana.

Sin poder escudarse en su incompetencia frente a los asuntos propios del Gobierno del Estado, el Sr. Consejero por iniciativa propia, ensombrece nuestra esperanza, al disponer por sorpresa una nueva restricción en el permiso de lactancia del profesorado. Al aplicarse con carácter retroactivo la modificación establecida en el D 1/2016, se efectuará un descuento en nómina a quienes lo hayan disfrutado en determinadas circunstancias, sin que previamente se les haya notificado tal situación. Seguimos sufriendo, por tanto en Asturias, la aplicación amplificada de los recortes económicos y derechos sociales.

¿Se sustanciarán tantas esperanzas?

El Secretariado de SUATEA

EnUviéu, a 7 de junio de 2018

 

Esta entrada también está disponible en: Asturiano