Inicio > Comunicados > La precariedad y la falta de docentes van a marcar el inicio de curso

La precariedad y la falta de docentes van a marcar el inicio de curso

La Consejería de Educación ha publicado la oferta de plazas para  el próximo curso. Se trata de 2722 plazas que se destinan al profesorado interino y que serán adjudicadas definitivamente el 30 de agosto. Esta cifra muestra la grave situación de precariedad en la que se encuentra el sistema educativo asturiano: una buena parte centros cuentan con plantillas inestables que cada curso varían, con los perjuicios que eso supone para toda la comunidad educativa.

En esta convocatoria faltan muchas plazas, como las de los centros de personas Adultas, sustituciones para todo el curso o jubilaciones que están previstas para principios de setiembre. Es decir que un curso más el profesorado interino no tendrá la oportunidad de acceder a todas las vacantes y los centros tendrán que comenzar las clases sin el profesorado necesario. Según el acuerdo de interinos actualmente en vigor no se permite la mejora de puesto, una propuesta de SUATEA para que el profesorado pudiera acceder a las nuevas plazas que sin duda saldrán en la siguiente convocatoria y que existe en otras CCAA.

A día de hoy los centros educativos siguen sin tener respuesta sobre las necesidades de plantilla solicitadas por los equipos directivos, por lo que las direcciones se ven obligadas a organizar el curso sin conocer la dotación exacta de las plantillas. La Consejería de Educación se escuda en que será en septiembre, al cierre de las matrículas, cuando se autoricen las necesidades. El gran problema es que el cierre de matrícula se realiza el 7 de septiembre y el curso comienza el día 13. Esto impide que el centro pueda ofertar todas las materias solicitadas por el alumnado que si desea cursar determinada materia relacionada con su futuro académico y en su centro se oferta, se ve obligado a cambiar de centro. La falta de docentes  hace que haya profesorado tutor que  imparta una asignatura optativa y por tanto que no conozca a parte del alumnado y en primaria se obligue al profesorado especialista a desempeñar las tutorías incumpliendo así los acuerdos de plantillas.

El abuso de las medias jornadas es la consecuencia del intento de ajustar las plantillas al mínimo. La proliferación de este tipo de contratos precarios va creciendo cada curso. En esta convocatoria el porcentaje de plazas a media jornada ya supera el 32%, sobre todo en Enseñanza Secundaria. La Consejería impone la precariedad a un tercio del profesorado que logre plaza en esta primera convocatoria. Se trata de una situación inadmisible que curso tras curso se va convirtiendo en práctica habitual. Para SUATEA es imprescindible acabar con esta situación de inestabilidad y precariedad que cada año empeora, negociar un nuevo acuerdo de Interinos que recoja la mejora de puesto y lograr que la convocatoria de las próximas oposiciones docentes sirva para estabilizar al profesorado interino

Oviedo, 19 de julio de 2017

Esta entrada también está disponible en: Asturiano