Home > Mujer > 8 de marzo. Las luchas feministas, motor de cambio

8 de marzo. Las luchas feministas, motor de cambio

Celebramos un nuevo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres. Una fecha con un gran significado, el que le damos las mujeres que día a día luchamos por conseguir el lugar que nos corresponde en la sociedad. Las luchas feministas han sido muchas y tras ellas se han ido consiguiendo mejoras en los derechos de las mujeres, pero los avances no son proporcionales a los sacrificios que han supuesto; para muchas mujeres hablar, opinar, decidir y expresarse libremente… les ha costado perder hasta la vida. Las primeras vindicaciones de las  mujeres eran la igualdad a los hombres en derechos civiles y laborales, acceso a la educación y al voto. Que las mujeres comenzaran a darse cuenta de  su exclusión de los beneficios conseguidos en las luchas sociales, fue el revulsivo para comenzar a tomar conciencia como grupo sometido al patriarcado y al androcentrismo establecido.

El feminismo comenzó en el siglo XVIII. Así Olimpia de Gouges, escribió “Los derechos de la mujer y la ciudadanía”, este “desacato” a las normas establecidas le llevaron a la guillotina. Mary Wollstoncraft escribía “Vindicación de los derechos de la mujer”, considerada  la obra que dio lugar al feminismo. Siguiendo las luchas feministas en el siglo XIX, surge el sufragismo; las mujeres siguen luchando por la igualdad de derechos, así piden el voto  para las mujeres. Los movimientos sufragistas surgieron en Estados Unidos, extendiéndose a Inglaterra y posteriormente a otros países. De este movimiento surgió la lucha cívica actual: manifestaciones, concentraciones, desobediencia pacífica,… Pero otra vez el camino fue largo hasta conseguir el voto; el primer país que dio el voto a las mujeres fue Nueva Zelanda en 1893, pero todavía el sufragio femenino no es universal en todos los países, en 2016 aún hay países que no permiten votar a las mujeres.

Siguiendo con las luchas feministas, las mujeres toman conciencia de las desigualdades derivadas del patriarcado y del androcentrismo, así reivindicaban la despenalización del aborto (la mujer tiene pleno derecho  a elegir si quiere ser madre o no), medidas  contra la violencia de género, políticas de igualdad, liberación sexual, cambios en los roles familiares, identificación de los micromachismos. Figuras emblemáticas de esta época son Simone de Beauvoir,  Betty Friedan, Kate Millet…; desde 1948 se pide la despenalización del aborto, meta aún no alcanzada, es más, no hace tanto en este  país se intentó una modificación de la ley del aborto vigente que suponía un retroceso importante. La movilización que generó entre las feministas, derivó en una masiva manifestación en Madrid, y la dimisión del ministro de Justicia.

Respecto al resto de reivindicaciones, como medidas contra la violencia de género o políticas de igualdad, no es necesario decir que falta mucho por conseguir. Nuevamente las feministas hemos salido a la calle de forma masiva para pedir a los distintos gobiernos medidas efectivas para luchar contra las distintas violencias machistas. Las mujeres, hemos conseguido entrar en el mundo  laboral, pero las responsabilidades familiares siguen recayendo sobre nuestros hombros, los cargos de poder siguen en manos de los hombres; entre las medidas tomadas para evitar esta discriminación está las cuotas, paridad en los cargos, … ¿Pero es esto suficiente? Está claro que no, mientras los hombres vean a las mujeres como seres inferiores y no como iguales con los mismos derechos y obligaciones, no conseguiremos la igualdad. Dentro del feminismo hay diversas corrientes: ecofeminismo, cyberfeminismo, teoría queer,… todas ellas han servido para mostrar las desigualdades que seguimos sufriendo las mujeres. Las reivindicaciones feministas, “gracias” a la crisis mundial que estamos sufriendo, han resurgido de su letargo, el feminismo está activo. La lucha sigue y seguiremos luchando por todas las mujeres del pasado, por las mujeres actuales y por las mujeres del futuro, porque “el feminismo es el motor de cambio”.

Propuestas Didácticas – 8 de marzo de 2016.

 

 

Esta entrada también está disponible en: Asturiano


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 4344

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 4344