5 de octubre D铆a Mundial de los y las docentes

Esta entrada est谩 disponible en: Asturianu (Asturiano)

EN MEDIO DE UNA PANDEMIA GLOBAL, LA SALUD Y LA ESTABILIDAD EN EL EMPLEO SE CONVIERTEN EN LAS PRINCIPALES DEMANDAS DEL PROFESORADO

Desde 1994, el D铆a Mundial de los y las Docentes conmemora el aniversario de la suscripci贸n de la Recomendaci贸n de la OIT y la UNESCO relativa a la Situaci贸n del Personal Docente (1966).

Este a帽o, la celebraci贸n llega envuelta en una situaci贸n de especial complejidad para todo el planeta. La crisis sanitaria originada por el coronavirus ha provocado una alteraci贸n dr谩stica de costumbres, derechos y garant铆as tanto personales como colectivas, a la vez que est谩 teniendo unos efectos econ贸micos que ponen en peligro bienes tan esenciales como son la salud y la educaci贸n de miles de millones de personas.

A lo largo de este a帽o 2020, pr谩cticamente la totalidad de la ense帽anza que se imparte en todo el mundo, ha debido interrumpir la presencialidad de la educaci贸n, para verse obligada a explorar nuevas formas de aprendizaje, a trav茅s de la ense帽anza a distancia apoyada en aparatos tecnol贸gicos. Incluso, en el momento actual, alrededor de 700 millones de estudiantes no han recuperado la ense帽anza presencial, lo que conlleva graves consecuencias como el aumento de desigualdades y, por tanto, de la brecha social.

Por otra parte, los pa铆ses que han recuperado la actividad lectiva presencial han debido implementar medidas para asegurar la salud de toda la comunidad educativa, o lo que es lo mismo, de toda la sociedad, ya que el contagio que provoca el virus no se limita a sectores concretos. Sin embargo, en algunos pa铆ses, esas medidas no han sido las m谩s adecuadas. En Espa帽a, con la excepci贸n de alguna Comunidad Aut贸noma, tampoco. La lista de medidas que se deber铆an haber implementado y no se ha hecho, es larga: no se ha rebajado la ratio, no se ha contratado el n煤mero de profesorado necesario, en la mayor铆a de Comunidades Aut贸nomas no se han realizado pruebas PCR a los miembros de la comunidad educativa, no se est谩 protegiendo al profesorado con especial vulnerabilidad, los centros educativos no disponen de personal con conocimientos sanitarios,… entre un largo etc茅tera.

En esta situaci贸n, en la que la dotaci贸n econ贸mica que el Gobierno de Espa帽a ha puesto a disposici贸n de las Comunidades Aut贸nomas para educaci贸n, es inferior a las ayudas econ贸micas prestadas a sectores como el automovil铆stico o el del turismo, la salud del docente no est谩 asegurada. Lo hemos comprobado en las primeras semanas de clase en las que el n煤mero de profesoras y profesores infectados en las aulas se cuentan por cientos.

La situaci贸n laboral no es mucho mejor. Los contratos que se est谩n realizando al profesorado son, en muchos casos, de una duraci贸n limitada, ahondando en un problema ya end茅mico en la Administraci贸n de nuestro pa铆s: la precariedad en el empleo. Si, el a帽o pasado, la tasa de interinidad en la educaci贸n, sobrepasaba el 20%, despu茅s de la irrupci贸n de la pandemia -al haberse suspendido la realizaci贸n de la convocatoria de oposiciones- actualmente afecta a un tercio del conjunto del profesorado de la ense帽anza p煤blica a nivel estatal.

Varias sentencias del Tribunal de Justicia de la Uni贸n Europea se帽alan que el Estado Espa帽ol ha cometido fraude ley y ha abusado en la contrataci贸n del personal interino que ha concatenado contratos durante m谩s de tres a帽os, ya que,鈥渟obre la base de una relaci贸n de servicio de duraci贸n determinada鈥, estas personas han 鈥渄esempe帽ado de forma constante y continuada las mismas funciones, cuando el mantenimiento de modo permanente de dicho empleado p煤blico en esa plaza vacante se debe al incumplimiento por parte del empleador de su obligaci贸n legal de organizar en el plazo previsto un proceso selectivo al objeto de proveer definitivamente la mencionada plaza vacante鈥, como dice textualmente la 煤ltima de esas sentencias, con fecha 19 de marzo de este mismo a帽o. A pesar de ello, actualmente alrededor de 170.000 docentes en el sistema educativo no universitario de nuestro estado, est谩n en situaci贸n de interinidad.

Todo ello, sin olvidar jam谩s otro hecho constatado que es la feminizaci贸n de la ense帽anza: el 66,5% de todos los puestos docentes est谩 ocupado por mujeres, desde un abrumador 96,7% en educaci贸n infantil, hasta el 41,3% en las Universidades. Y no es una situaci贸n que ocurra exclusivamente en  Espa帽a. En la mayor铆a de los pa铆ses sucede lo mismo. Mientras que, a su vez, las funciones directivas son desempe帽adas por hombres en la mayor parte de los casos, y de forma creciente cuanto m谩s elevada es la etapa educativa.

Por tanto, si la pandemia ha desbordado la situaci贸n laboral del personal docente, no olvidemos que lo ha hecho, en su mayor铆a, sobre las mujeres: m谩s trabajo, m谩s problemas de conciliaci贸n y menos protecci贸n.

Urge una soluci贸n, ya que mientras esta no se d茅, todas las declaraciones pol铆ticas de respeto y ensalzamiento hacia la figura del docente, no dejar谩n de ser palabras huecas, que no se traducen en hechos. Como lo son, las que escuchamos estos d铆as por parte de responsables ministeriales y de las consejer铆as auton贸micas, mientras dejan al profesorado expuesto en medio de una pandemia sin parag贸n en el 煤ltimo siglo.


Secretariado de STEs y la Organizaci贸n de Mujeres de la Confederaci贸n Intersindical

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 5 e octubre de 2020



Print Friendly, PDF & Email

Esta entrada est谩 disponible en: Asturianu (Asturiano)