Home > Aición sindical > El “MIR” d’accesu a la docencia: Una estratexa llaboral precarizadora

El “MIR” d’accesu a la docencia: Una estratexa llaboral precarizadora

Esta  fin de selmana’l Ministru- Voceru sosprendiónos con una novedosa ocurrencia presentada énte la Convención Nacional d’Educación del PP.  Trátase de la idea de llantar un MIR como modelu d’accesu a la función pública docente. A falta de más información que nos dexe entrar no fondero de la propuesta, poles esplicaciones daes pol Ministru nesi actu, trataríase en términos xenerales d’un llargu y trabayosu procesu qu’implicaría que les persones qu’aspiren a exercer la docencia tendríen que realizar los estudios universitarios correspondientes (grau y máster educativu); de siguío, tendríen qu’aportar al nuevu modelu de capacitación pedagóxica de dos años (MIR), que tendría de ser evaluáu positivamente; y, finalmente, tendríen de presentase a les tradicionales oposiciones.

Dende SUATEA, recibimos con sorpresa esta propuesta, máxime si tenemos en cuenta que mientres los meses anteriores hubo negociaciones ente Ministeriu y organizaciones sindicales nes que la exa central d’alderique foi’l sistema d’accesu a la docencia. Llámanos l’atención que mientres tou esti tiempu nun se fixera mención dalguna per parte del Ministeriu a esta propuesta que se fixo pública estos díes. Una vegada más, una decisión política de tantu caláu al marxe de la comunidá educativa y de los representantes lexítimos del profesoráu.

Dende medios oficiales, preséntase la iniciativa como una propuesta que va incidir na calidá educativa. Pa SUATEA, l’alderique surdíu ye un pasu más pa siguir precarizando l’actividá docente y les condiciones llaborales del profesoráu. Con esti sistema, los qu’aspiren a exercer la docencia nel futuru cumpliríen una función asemeyada a la de cualesquier docente, pero con menos derechos, empeoramientu de les condiciones llaborales y retribuciones económiques amenorgaes.

Nun tien sentíu cualquier comparanza ente les necesidaes del sector médicu y el sector educativu. Tamos solamente énte una estratexa llaboral que pretende aumentar los años de preparación del personal docente pero en condiciones de mayor precariedá abaratando los costes del personal docente mientres esi tiempu. Si realmente quieren falar de calidá educativa, la midida directa y contundente que tendríen qu’aplicar sedría la derogación del Decretu de racionalización del gastu públicu de 2012,  pos solo sirvió pa empeorar gravemente la calidá del sistema educativu.

N’otru sentíu, un cambéu tan radical de modelu xenéranos incertidume y grandes duldes poles repercusiones negatives que la so implantación pueda tener nel profesoráu interino n’activu, que posiblemente podría vese desplazáu.

 

Uviéu, 30 xineru de 2018

Esta entrada tamién se puede consultar en: Castellanu