Home > Aición sindical > Discursu de SUATEA nel 1 mayu en Xixón

Discursu de SUATEA nel 1 mayu en Xixón

 

Álbum semeyes

Discursu de SUATEA nel 1 mayu en Xixón

Compañeres y compañeros,

Cada añu que mos vemos equí  ye un añu más que demostramos la fuerza de la llucha, que demostramos qu’esiste una conciencia colectiva capaz d’acabar col abusu, la esplotación y el fraude que suponen les polítiques económiques, llaborales y represives que nos imponen.

El primeru de mayu sigue siendo una fecha referente pa los y les trabayadores, ye la fecha na que nos reafitamos no que somos, la sociedá que produz, la sociedá que xenera riqueza y lo más importante, la que constúi la mayoría pa la qu’hai qu’esixir xusticia. Nun podemos siguir pagando la corrupción, nun podemos siguir calteniendo a toles alimañes qu’esisten pa crear lleis que sirven solo pa reprimir les lluches, pa recular nos derechos de les muyeres o pa privatizar los servicios públicos que son los únicos que pueden garantizar la igualdá d’oportunidaes.

Sectores como la sanidá o la educación públiques tán siendo arruinaos, quieren facer negociu cola nuesa salú y l’educación de la mocedá. Les beques de los estudiantes mengüen, les coles d’espera de los enfermos aumenten y son esviaos a lo privao en cuenta d’invertir nos hospitales y centros de salú. Los maestros y les maestres vemos como falten recursos pa comedores y llibros, vemos como se cierren aules nes escueles públiques, como falta profesoráu p’atender necesidaes educatives y vemos a les families que nun lleguen a últimos de mes mientres se deriven recursos a los centros privaos concertos, pertenecientes la mayoría a la Ilesia Católica, la mesma que s’arriqueció nos caberos años poniendo al so nome miles de propiedaes nos rexistros oficiales, la mesma que tresmite valores clasistes, machistes y que xustifica la enseñanza estremada ente neños y neñes.

Anque intenten narcotizanos y monopolizar la realidá, la clase obrera nun tragamos nin vamos tragar. Enfrentámonos a una nueva ofensiva que recorta derechos llaborales, sociales y políticos. La riqueza concéntrase nunes poques manes a cuenta de robar les nuestres conquistes sociales. Nun vamos dexar que los servicios públicos, les pensiones nin el derechu a la llucha caigan al dictame de la UE, del BCE y el FMI. Nin la llei mordaza nin el nuevu códigu penal que criminalicen los movimientos social y sindical van poder quitamos la voz.

Dende tolos requexos siguiremos saliendo a esixir xusticia, xusticia pa les muyeres, qu’entovía tenemos que lluchar pa garantizar la soberanía sobre les nuestres propies vides, xusticia pa acabar cola precariedá de los y les trabayadores, pa los paraos y paraes y la xente mozo que tien qu’emigrar pa buscar un futuru, pa los pensionistes de güei y de mañana, pa la xente refuxao que quieren facer invisible, p’acabar cola probitú enerxética y cola destrucción ecolóxica del planeta, xusticia p’acabar colos lladrones, los corruptos y tolos sos cómplices que dexen qu’esti sistema vaya convertinos n’esclaves y esclavos al serviciu d’unos pocos.

Tamos viendo como la xente, cansao de tanta perda de derechos ta pidiendo referentes,  que pongan frenu a esti rodillu que mos quier aplastar. Los sindicatos de clase y alternativos tenemos una respondabilidá social mui grande nestos momentos. Tenemos que creer nes nuestres capacidaes pa enfrentanos y paralizar les polítiques de la Troika, la imposición de la moneda única, del euru, que ye una de les ferramientes económiques qu’utilizen pa xustificar los retayos y pa impedir nengún marxen d’actuación y autonomía que suponga una alternativa.

Si nun lo facemos nós hai otros que tan viniendo a ocupar esi camín: la estrema derecha avanza. La “Europa social” que prometen ye una falacia, la política monetarista basada nel euro nun crea crecimientu nin empléu, sinón que los destruye. Nun pudiendo controlar la propia moneda l’Estáu afuégase cada vez más pagando la deuda y los intereses a la banca privada. Ya sabemos de ónde salen toes eses perres.

El sindicalismu de clase y alternativu tien que garrar puxu, tien que construyir y sofitar alternatives sociales, tien que tresmitir el mensaxe de la esperanza al traviés de la llucha social y sindical. Esperiencies como la de trabayadores en llucha, la plataforma contra los trataos internacionales de llibre comerciu, les movilizaciones del movimientu feminista contra’l feminiciu, les marches de la dignidá, que van el 27 de mayu otra vez a Madrid, les fuelgues y manifestaciones contra la LOMCE y la mercantilización de la educación, les lluches de los pensionistes y marees en defensa de la sanidá pública y los servicios sociales, son el reflexu del trabayu fechu y el camín andáu qu’hai que siguir construyendo.

Por too ello: alantre col trabayu, alantre cola llucha, puxa la clase obrera.

Puxa Asturies

Esta entrada tamién se puede consultar en: Castellanu