Home > Aición sindical > 28 DE SEPTIEMBRE Día d’Acción Global polos derechos sexuales y reproductivos.

28 DE SEPTIEMBRE Día d’Acción Global polos derechos sexuales y reproductivos.

DECIDIMOS SOBRE LA NUESA SALÚ, EL NUESU CUERPU, LA NUESA VIDA SEXUAL. LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS SON DERECHOS HUMANOS.

Otru añu más la Organización de Muyeres de la Confederación Intersindical súmase a esti día d’Acción Global pa siguir esixendo que se cumplan los derechos inherentes a tou ser humanu: el derechu a la llibertá sexual, a l’autonomía, la integridá y seguridá sexuales del cuerpu, el derechu a la privacidá sexual, el derechu a la equidá ensin discriminaciones de xéneru, d’orientación sexual, raza, clas social, relixón o llimitación física. El derechu al gociu y a la espresión sexual emocional, el derechu a la llibre decisión de casase, o de divorciase; a tomar decisiones reproductives llibres y ensin coacciones, el derechu a la información, a la educación sexual integral, y a l’atención de la salú sexual.

N’España, cada vez que la lexislación trató de apoderanos, de devolvenos les riendes del nuesu cuerpu y la nuesa vida, hailos que tán emperraos en negamos esos derechos, poniendo de siguío palos nes ruedes de les nueses conquistes.  Cola Llei Orgánica 2/2010, de 3 de marzu, de salú sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embaranzu, la escusa foi la de la crisis-estafa, que socavó los presupuestos sanitarios públicos, frayando, con ello, los derechos sexuales y reproductivos.  Na actualidá, caltiense’l copagu sanitariu qu’enzanca l’anticoncepción, en particular l’accesu a los dispositivos intrauterinos ya implantes anticonceutivos que, como’l preservativu, nun tán financiaos pol Sistema Nacional de Salú. Además, el Ministeriu de Sanidá y Política Social del momentu, con fecha de 29 de setiembre de 2009, modificó les condiciones pa la dispensa de la píldora postcoital, llegalizada n’España yá dende 2001; condiciones qu’esaniciaben la necesidá de prescripción médica y la llimitación d’edá pa poder mercala nes farmacies. Sicasí, nun se despacha gratis en toles comunidaes al traviés de los centros d’atención primaria y planificación familiar, lo que llenda l’accesu universal. Si a esto añedimos les veces nes que, acoyéndose a la llibertá ideolóxica y l’oxeción de conciencia, el personal médicu y farmacéuticu puede negase a recetar o despachar la PDD, cortesía d’una sentencia del Tribunal Constitucional del añu 2015, comprobamos cómo les meyores lexislatives contra la igualdá y el apoderamiento de les muyeres tienen que sortear torgues de siguío. Convién recordar equí, que la regulación de la oxeción de conciencia n’España ye contraria al artículu 12 de la convención CEDAW sobre Salú de les Muyeres yá que considera discriminatorio que prevaleza’l derechu a la oxeción sobre’l derechu a la prestación.

D’esi mesmu añu, 2015, daten los encamientos de la ONU al Estáu Español sobre la eliminación de les torgues qu’enzanquen l’accesu de les muyeres a la Interrupción Voluntaria del Embaranzu y, polo tanto, la obligación de garantizar que se cubre de manera universal. Encamientos que lleven años ignorando, tornando o cumpliendo cuando nun-yos queda más remediu, so la presión constante del movimientu y les organizaciones feministes. A día de güei, sigue siendo prácticamente imposible que les

muyeres puean albortar n’hospitales públicos. La práctica habitual ye que seyan derivaes a centros alcordaos o privaos (onde se practiquen el 90% de les IVEs), que non siempres esisten na mesma comunidá autónoma de residencia. Otra vuelta más, palos nes ruedes. Y cuando, llegalidá obliga, nun-yos queda más remediu que practicar un albuertu, les muyeres tienen que soportar, por dellos díes charres pro-vida ya información sobro l’embaranzu y la maternidá. L’albuertu voluntariu aparte de los plazos y supuestos señalaos pola llei sigue figurando nel Códigu Penal, penalizando gravemente a les muyeres y al personal sanitariu que lo practica.

La llucha tien que siguir. Hai que llevantase nesti país, que sigue siendo machista y conservador, pa que los derechos sexuales y reproductivos, como derechos humanos que son, dexen de ser torgaos o directamente violaos.

Por ello, esiximos al gobiernu la implantación obligatoria d’unidaes IVE en tolos hospitales públicos garantizando l’atención directa a les usuaries. Esiximos la despenalización del albuertu nel Códigu Penal. Esiximos la revisión de la cartera de servicios del sistema sanitariu de salú onde s’incluyan los métodos anticonceutivos, especialmente aquellos más utilizaos y universales. Esiximos la educación afeutiva-sexual obligatoria en toles etapes educatives y la formación en toles instancies qu’atienden a les muyeres víctimes de violencies machistes, especialmente nel poder xudicial. Esiximos la estricta vixilancia de toos y cada unu de los nuesos derechos sexuales y reproductivos.

Nun queremos dexar pasar esti día de reivindicación ensin facer mención a la “llucha verde” de les nueses hermanes arxentines que punxeron a toa Llatinoamérica en pie de guerra pa que s’empiecen a respetar los derechos de les muyeres. Col lema “Pol derechu a decidir” el movimientu feminista arxentín dio una llección impagable al mundu: que nun hai gobiernos nin sociedaes que frenen a les muyeres xuníes na defensa de los sos derechos. Güei también mos   xunimos a les sos voces y esiximos l’albuertu llegal pa nun morrer.

La Secretaría de la Muyer de SUATEA y l’Organización de Muyeres CI

28 de setiembre de 2018

Esta entrada también está disponible en: Castellanu


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 3743

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 3743