Home > Aición sindical > 25 Payares: Contra la violencia institucional: Actividaes propuestes

25 Payares: Contra la violencia institucional: Actividaes propuestes

CONTRA LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL, XUSTICIA PA TOES
25 DE PAYARES DE 2017

 

A lo llargo de 2017 van 46 muyeres asesinaes poles sos pareyes o expareyes, y como dicen les noticies sobre estos asesinatos, en munchos casos nun se hubiera denuncies previes. Vamos analizar esta afirmación, cuando s’insiste en que nun se punxeron denuncies previes, ¿quier dicise que la muyer nun sufriera violencia hasta esi momentu?, ¿qué ye, que esti fechu va llavanos la conciencia y facenos sentinos menos culpables de la indefensión que sufren les muyeres víctimes de violencia de xéneru? Énte l’aumentu de los asesinatos de muyeres, créanse comisiones pa determinar les causes d’estos asesinatos, ¿de verdá precisamos analizar y nomar comisiones pa determinar por qué los home asesinen a les muyeres que son o fueron les sos compañeres? Nun ye necesario facer estudios sesudos pa entender que l’orixe d’estos asesinatos ta nel patriarcáu y nel conceutu de posesión que munchos homes tienen de les muyeres.
Vamos un poco más allá: ¿queremos que muyeres que viven nun entornu de violencia denuncien al so maltratador, cuando esti fechu va supone-yos dexar en manos d’esta persona a les sos fíes y fíos? Teniendo en cuenta que, no que va d’añu, fueron asesinaos polos sos padres, mientres el réxime de visites impuestu polos tribunales, 11 neñes y neños.  Podemos preguntar qué madre va estremase de la so pareya si sabe qu’eso va suponer dexar a les sos criatures en manos d’un maltratador y tamién sabe qu’aquel puede  llevar a cabu ciertes amenaces, en munchos casos repitíes a lo llargo d’años de sufrimientu, alvertencies del tipu: “como me dexes, atente a les consecuencies, nun volverás ver a los tos fíos y fíes”. La madre sabe que, a lo menos tando ella delantre, puede evitar qu’esi maltratador execute diches amenaces.
El Gobiernu y colateralmente la Xusticia, nun establez les midíes necesaries pa la so protección,  yá que cuando muyeres como María, Juana, Susana,… y munches más, dieron un pasu al frente,  abandonando al so maltratador, atopáronse con un Poder Xudicial que nun cumple cola lexislación vixente, pues nun hai qu’escaecer que nun son aquelles quien incumplen les lleis, sinón que lo faen esos y eses xueces que nun tienen en cuenta la la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género    65. De las medidas de suspensión de la patria potestad o la custodia de menores. y en el artículo 66. De la medida de suspensión del régimen de visitas, estancia, relación o comunicación con los menores dictaminan la supresión de la patria potestá, la custodia o  la supresión del réxime de visites y nelles recuéyese textualmente: “adoptará las medidas necesarias para garantizar la seguridad, integridad y recuperación de los menores y de la mujer, y realizará un seguimiento periódico de su evolución.”  … Les muyeres remóntense énte sentencies contraries a esta llei porque ¿qué madre quier dexar voluntariamente a les sos criatures en manos d’un maltratador?
Fai falta formación específica y una sensibilización especial sobre’l tema pa toles persones que tienen que trabayar con muyeres que sufren la violencia machista, non solo nel Poder Xudicial (xudicatura, fiscalía, abogacía,…) sinón tamién ente los trabayadores sociales y el personal médico, de los cuerpos de seguridá y toles persones implicaes na aplicación de midíes integrales contra la violencia hacia les muyeres. Porque, que se sientan protexíes y cómodes, ye fundamental.
Aprobóse’l Pactu d’Estáu Contra la Violencia de Xéneru, pero a pesar de l’allegría inicial de les asociaciones feministes, nun dexa de ser  un consensu de mínimos”. Y anque  hubo unanimidá ente tolos grupos parlamentarios, esti documentu tien más d’informe que de pactu y  queden munches interrogantes sobro cuestiones clave que quedaron fuera.
Tenemos enfotu en que’l citáu Pactu nun quede nuna simple declaración d’intenciones y que nel siguimientu d’él non se dexe fuera les organizaciones de muyeres y feministes. Esperamos tamién que les partíes presupuestaries seyan abondantes y que s’incluyan tolos supuestos de violencia machista contemplaos nel Conveniu d’Estambul. Falta que la esraigadura de les violencies contra les muyeres seya prioritario nes axendes polítiques, namás asina va ser posible el so desaniciu.
Ye l’Estáu mesmu y les sos instituciones quien falla na prevención y esraigadura de la violencia contra les muyeres, non les mesmes muyeres

POR ESO, CONTRA LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL, XUSTICIA PA TOES.

Descarga les actividaes propuestes pa trabayar al rodiu desta fecha

Organización de Mujer Confederación Intersindical
25 de payares de 2017

 

Esta entrada tamién se puede consultar en: Castellanu