Home > Comunicaos > 15 d’ochobre: Día internacional de la muyer rural

15 d’ochobre: Día internacional de la muyer rural

Dende 2008 celébrase’l Día Internacional de la Muyer Rural

“Les muyeres rurales representen más d’un terciu de la población mundial y el 43 per cientu de la mano d’obra agrícola. Llabren la tierra y llanten les granes qu’alimenten naciones enteres. Amás, garanticen la seguridá alimentaria de les sos comunidaes y ayuden a preparar a eses comunidaes frente al cambéu climáticu” (…) y reconozse “la función y contribución decisives de la muyer rural, incluyida la muyer indíxena, na promoción del desenvolvimientu agrícola y rural, la meyora de la seguridá alimentaria y l’esaniciu de la probeza rural».

Resolución 62/136 , de 18 d’avientu de 2007 de la Asemblea Xeneral de la ONU

Pero nel Estáu español el fechu de ser muyer ye una desventaxa si quies ser llabradora o trabayadora rural:

El 59% de les muyeres que tán nel campu nun cotiza pol so trabayu. Amás , nun tenemos d’escaecer que los derechos van amestaos a la propiedá: si nun tienes tierres, nun esistes para l’Alministración.

– N’España, solo’l 21,7% de la tierra agrícola ta a nome de les muyeres, según datos del Eurostat de 2010. Les muyeres son titulares principalmente de pequenes estensiones, de menos de cinco hectárees, y son de la mesma, les de menor valor económicu y con mayores torgues pal accesu a los recursos: agua, enerxía o financiamientu. Anque en 2011, y tres dellos intentos infructuosos, aprobóse la Llei de Titularidá Compartida, poco camudó seis años dempués: solo 353 muyeres s’acoyeron a la figura de la cotitularidá. Por territorios la repartida ye: una en Murcia, trés en Cantabria, cuatro n’Estremadura, cinco en Cataluña, trés en Navarra, diecisiete en Galicia, nenguna n’Andalucía porque’l rexistru nin s’habilitó, ente que nel País Vascu, nun hai cálculos… Les dos Castielles ruempen l’enclín: 97 en Castiella- La Mancha y 120 en Castiella y Llión. Y too eso, magar que’l gobiernu calculaba que podía afectar a unes 100.000 muyeres.

Cuando se llega a trabayar cóbrase menos. Hai pueblos d’Andalucía nos que les muyeres lleven dos años ensin ser contrataes pa recoyer l’aceituna, unullabor que, históricamente, nun estremara ente sexos. En 1996, el Conveniu del Campu de la provincia de Xaén recoyía per primer vegada la equiparación salarial ente homes y muyeres xornaleros na recoyida de l’aceituna. Nesi momentu consiguióse que nel conveniu nun hubiera esa discriminación, pero la inspección de trabayu nun garantiza que se cumpla. Cuando la discriminación salarial nun incide de forma directa, facer pola asignación de trabayos distintos en función del sexu, a pesar de tener el mesmu horariu: el trabayu de recoyida de la fruta en tol territoriu español, da por fecho que lu faen preferentemente homes, y págase más que’l llabor na fábrica, onde s’aveza más a ver muyeres.

Falta de derechos llaborales: como exemplu traemos a trabayadores del ayu que fixeron fuelgues pa reclamar una xubida salarial dempués de 16 años cobrando lo mesmo.

Triples xornaes llaborales: de trabayu nel campu, de cuidu d’animales y de xeres nel llar y de cuidu familiar.

Falta de recursos públicos nos pueblos: falta de guarderíes, de colexos próximos, falta de centros de día pa persones dependientes, o de puntos d’atención contra la violencia machista.

– Otru problema xeneral ye que nes instituciones y organizaciones agraries sigui mandando’l machismu, polo que nun hai nengún interés n’aplicar midíes.

– Esplotación llaboral en condiciones de semiesclavitú y d’esplotación sexual y violaciones que sufren les muyeres migrantes que trabayen na recoyida de la fresa n’Huelva. Muyeres migrantes, contrataes n’orixe, que nun falen español y debío al mieu nun alleguen a pidir ayuda en casu de sufrir abusos nin a les alministraciones públiques, nin a los grandes sindicatos, nin a les ONG que trabayen na zona. Anque delles persones falen de secretu a voces y de qu’estes instituciones se caltuvieron silentes. Estos abusos solo tescamplaron publicamente tres la publicación d’un reportaxe na revista dixital alemana Conectiv y en BuzzFeed.

Pa desaniciar esta situación les mesmes muyeres rurales dan soluciones: Inmaculada Idáñez fala de “Camudar les mentalidaes y la educación. Hai que empoderar a les muyeres” Mari García del SAT propón “Un bancu de tierres públiques, nel que se priorice que les muyeres puedan aportar, qu’haya microcréditos pa llograr tierres y granes…”

Dende la Organización de Muyeres de la Confederación Intersindical demandamos:

Una apuesta decidida de les alministraciones porque falten recursos, sofitu ya información. La imprescindible formación de los equipos de l’Alministración en materia de xéneru.. Una lexislación que favoreza la tresmisión femenina de les tierres. Inspecciones de trabayu eficaces qu’actúen con severidá obligando y sancionando contra los incumplimientos d’igualdá salarial y de derechos. A lo último, un aumentu de los recursos públicos que faciliten la vida familiar: guarderíes, colexos próximos, centros de día y puntos d’atención contra la violencia machista.

POLES MUYERES RURALES Y El SO EMPODERAMIENTU, POLA SOBERANÍA ALIMENTARIA.

La Organización de Muyeres de la CI y la Secretaría de la Muyer de SUATEA
15 d’ochobre de 2018

Esta entrada también está disponible en: Castellanu


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 3743

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/suatea/www/wp-includes/functions.php on line 3743